La hidratación es clave para poder funcionar a pleno rendimiento. Los más pequeños empiezan ahora una nueva rutina después del verano y es importante que se mantengan hidratados.

Si lo convertimos en un hábito será más sencillo que no se olviden de beber y mantengan una hidratación correcta que les ayuda en su desarrollo y en el funcionamiento de sus necesidades cognitivas y físicas.

Te damos una serie de consejos para que tus hijos mantengan una correcta hidratación.

1 Conviértelo en una necesidad

2 Cambia su sabor

Si resulta muy difícil que tu hijo beba agua, una opción es introducir en el agua trocitos de frutas o hojas de menta para agregarle un sabor suave al agua y un toque de color.

3 Explícale porque es importante

Uno de los factores por los que le puedes explicar a tu hijo por que beber agua es importante, es que se sentirá más cansado y más lento a la hora de jugar, porque si no se bebe agua constantemente el cerebro no recibe la cantidad suficiente de oxigeno.

4 Ayúdalo a saber cuánta agua ha tomado

Haz que tu hijo lleve siempre botellas pequeñas de agua cuando vaya al colegio, para saber más o menos qué cantidad de agua ha bebido a lo largo del día. Recuérdale los momentos en los que tiene que beber agua como en el descanso del recreo, en la comida o después de hacer ejercicio.

5 Sé ejemplo

Los niños se fijan en los adultos a la hora de actuar, por eso si él te ve consumiendo agua también beberá y poco a poco se irá creando el hábito de beber agua frecuentemente.

Para que tu hijo beba la suficiente agua podemos ayudarte con nuestro servicio de agua para hogar Easy Water  con el que podrás disponer de botellas pequeñas de agua a domicilio Easy pocket. Las podrás llevar al parque o colocarlas en su mochila para que tu hijo se mantenga hidratado.