La importancia del agua en la salud

Es importante conocer la función del agua en la salud. Nuestro cuerpo está constituido al menos en un 65% agua. Constantemente la pierde a través del sudor, y la orina, así como a través de la respiración, por tanto, en verano es cuando necesitamos beber agua en cantidad.

En función de las condiciones ambientales, fisiológicas y la actividad física, hay que aumentar la cantidad de líquidos y, durante el periodo estival, todavía más. Los expertos advierten de que la mayoría de las personas no bebe suficiente líquido a lo largo del día. Muchas de las bebidas que se toman habitualmente como los zumos, los refrescos, la leche, el café y el té contienen más de un 85% de agua

En realidad la sensación de sed ya es un síntoma de que nuestro cuerpo está falto de agua y sé está deshidratando. La hidratación es el pilar fundamental de funciones fisiológicas básicas, como la regulación de la tensión arterial y la temperatura corporal, la hidratación y la digestión.

“El agua es indispensable para el funcionamiento correcto del organismo. Así que, no podemos confiar en la sensación de sed como indicador de cuánta agua nuestro cuerpo necesita”. – Revista Health.

El agua no es la fuente de minerales para cuerpo, (un plato de lentejas puede proveerle tantos minerales como 180 litros de agua), en realidad los minerales inorgánicos que ingerimos a través del agua han de ser eliminados por nuestro organismo, o de lo contrario terminan acumulándose en órganos como los riñones, dando origen a la formación de piedras, a la obstrucción de las arterias (la temida artritis), etc.

Por todo esto, intenta beber agua de mineralización débil, este tipo de agua es perfecta para transportar los nutrientes a través del cuerpo y eliminar sus toxinas.

Se calcula que de la cantidad total de agua que requiere el cuerpo, un 20-30 por ciento proviene de los alimentos y un 70-80 por ciento de las bebidas (de todo tipo, no sólo agua) pudiendo variar estas cifras significativamente según la alimentación diaria que cada persona escoja. Existen muchas razones por las que la variedad de bebidas contribuye a estimular una mayor ingesta de líquidos, pero quizás la principal sea el agradable sabor de muchas de ellas, lo que puede ser el motivo por el que en muchas ocasiones se elijan otro tipo de bebidas en lugar de agua.

Muchas bebidas que consumimos habitualmente como los zumos, la leche, los refrescos, el café y el té contienen más de un 85 por ciento de agua, por lo que constituyen una importante fuente de hidratación en nuestra alimentación diaria. La variedad de bebidas en la alimentación puede contribuir también a incrementar la ingesta de micronutrientes incluyendo vitaminas, antioxidantes y electrolitos. De las cinco raciones diarias de fruta y hortalizas recomendadas, una podría ser de zumo de frutas; las bebidas con soluciones de hidratos de carbono, electrolitos y sales minerales además de ayudar a rehidratar, pueden permitir recuperar el desgaste energético después del ejercicio. Bebidas con cafeína como las de cola, el café, y algunos refrescos han demostrado también contribuir a la hidratación.

Ya conoces la importancia del agua en la salud, es esencial reponer las pérdidas de agua y de sales para mantener un nivel de hidratación adecuado y un buen estado de salud mediante los alimentos y las bebidas.

Para que puedas mantener una buena hidratación podemos ayudarte con nuestro servicio de agua para hogar Easy Water con el que podrás tener agua de alta calidad procedente de los manantiales de Bejís y Orotana.

¡¡Hidrátate!!