Beber agua no solo es importante para nuestro día a día, sino que cuando realizamos ejercicio se convierte en un elemento fundamental, debido a que estamos expuestos a un alto rendimiento físico, por lo que deberíamos llevar siempre con nosotros botellas de agua pequeñas, para no deshidratarnos durante la práctica deportiva.

El agua afecta al rendimiento físico, por eso puede hacer que aumente o disminuya en un 20% en función de la cantidad de agua que consumamos durante el ejercicio. En muchas ocasiones no nos damos cuenta de la importancia de contar con botellas de agua pequeñas para realizar ejercicio y como consecuencia podemos sufrir deshidratación, para detectarla a tiempo existen varios síntomas que hay que tener en cuenta como; la fatiga, una gran sensación de sed, disminución del rendimiento físico o calambres en diferentes partes del cuerpo.

En casos más extremos, los síntomas empeoran, ya que puedes sentir; la lengua agrietada, perdida de elasticidad en la piel, desorientación o incluso pérdida del conocimiento, por lo tanto existe una gran importancia de llevar siempre botellas  de agua pequeñas cuando hacemos deporte para evitar la deshidratación y poder aumentar el rendimiento en el ejercicio. También te damos una serie de consejos sobre como realizar la ingesta de agua mientras realizas ejercicio:

-Beber agua en pequeñas cantidades.

-Beber el agua a una temperatura aproximada de 15 grados.

-Beber agua potable, nunca directamente de los ríos o de la montaña, ya que puede llevar residuos ocasionados por la actividad humana o animal.

Para evitar la deshidratación y mantener los niveles recomendados de hidratación durante la practica deportiva, podemos ayudarte con nuestro servicio de botellas de agua pequeñas Easy pocket, junto con nuestro servicio de agua a domicilio Easy Water para hogares, así podrás mantenerte hidratado tanto cuando realices ejercicio como en tu día a día.

Para más información pincha aquí

Fuente. Puntofape.com