En invierno todos bebemos menos agua. ¡Te dejamos 5 trucos!

Es muy común pensar que en invierno no necesitamos beber agua tanto como en verano; pero esto no es cierto. Es vital mantener un nivel de hidratación óptimo ya que es el componente más abundante en nuestro organismo.

Si en invierno te cuesta más beber agua que en verano, aquí te dejamos cinco trucos para que te resulte más sencillo hidratarte.

1. BOTELLA MOTIVADORA

Con esto nos referimos a que tener una botella llena de agua desde que salimos de casa. Así tenemos la motivación de volver con ella vacía; ayuda tener una botella que nos guste y por supuesto libre de tóxicos como pueden ser los BPA, por ello sería preferible que fuese de cristal, de acero inoxidable o de plástico sin estos componentes.

2. INFUSIONES

Si te cansa beber agua sin ningún tipo de sabor las infusiones son una magnífica solución. Te aportan la misma hidratación y además puedes ir variando los sabores.

3. AGUA SABORIZADA

Si la opción anterior no te convence porque pasas mucho tiempo fuera de casa y se te enfriaría la infusión, otra alternativa es saborizar el agua. Es decir, cortar fruta e introducirla en la botella para darle un poco de sabor; así podemos darle un toque distinto cada día y no aburrirnos.

4. ACOMPAÑA EL CAFÉ CON AGUA

Beber un vaso de agua después de tomarte el café ayudará a compensar el efecto de deshidratación que produce la cafeína.

5. SOPAS Y FRUTAS

Las sopas son un buen aliado para seguir hidratándote también en las comidas; así como lo son las frutas. Sobre todo las que tienen un alto contenido en agua como son la sandía, la piña o la papaya entre otras.

Ahora que ya sabes qué hacer para beber más a lo largo del día, recuerda que el agua mineral es la mejor opción para hidratarte de forma saludable y natural.

 

Fuente: Mejor con Salud; https://mejorconsalud.com

marzo 7th, 2019|Agua ¡Salud y bienestar!|