El agua en los niños, un juego que podemos convertirlo en hábito

Nuestro cuerpo debe estar hidratado para poder cumplir con las funciones vitales, sin embargo, los niños pequeños no comprenden la importancia de beber agua e incluso ignoran la sensación de sed. Una forma de que se mantengan hidratados es contar con un dispensador de agua a domicilio, ellos lo verán como un juego, y conseguiremos convertirlo en un hábito.

A la hora de ir al dispensador y ponerse ellos agua del dispensador de agua, lo verán como algo diferente, podemos premiarle por los vasos que se beba, siempre con control de los mayores, lógicamente

Los niños que se acostumbran a tomar agua regularmente, tienen mayores posibilidades de mantener un peso constante. Hay que tener especial cuidado con los niños de dos a nueve años ya que pierden mayores cantidades de agua que un adulto. Por eso, te damos una serie de consejos para que tus hijos mantengan una correcta hidratación.

1- Conviértelo en una necesidad

A todos los niños les gustan las bebidas azucaradas, pero consumirlas en exceso puede acarrear consecuencias negativas, ya que el cuerpo recibe más calorías de las que puede asimilar, lo que aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad. Una forma de ayudarte a que tu hijo beba agua es colocar un dispensador de agua a domicilio en los espacios comunes donde más tiempo pasamos juntos, para que al verlo recuerde beber agua.

2- Cambia su sabor

Si resulta muy difícil que tu hijo beba agua porque no le gusta su sabor, una opción es introducir en el agua trocitos de frutas o hojas de menta para agregarle un sabor suave al agua y un toque de color, para que atraiga más a tu hijo a beber agua.

3-Explicale porque es importante

Uno de los factores por los que le puedes explicar a tu hijo por que beber agua es importante, es que se sentirá más cansado y más lento a la hora de jugar, porque si no se bebe agua constantemente el cerebro no recibe la cantidad suficiente de oxigeno.

4-Ayudalo a saber cuánta agua ha tomado

Haz que tu hijo lleve siempre botellas pequeñas de agua cuando vaya al colegio, para saber más o menos qué cantidad de agua ha bebido a lo largo del día y recuérdale los momentos en los que tiene que beber agua como; en el descanso del recreo, en la comida, después de hacer ejercicio…

5-Hazlo un juego

Cuando se encuentre en el parque jugando o realizando alguna actividad que conlleve esfuerzo físico hazles beber agua aproximadamente cada 20 minutos y recuérdale que nuestro cuerpo es como un coche y que el agua es para nosotros como la gasolina para el coche, es decir, que necesita de combustible para funcionar.

6-Se ejemplo

Los niños se fijan en los adultos a la hora de actuar, son su ejemplo a seguir, por eso si él te ve consumiendo agua también beberá y poco a poco se irá creando el hábito de beber agua frecuentemente.

Para que tu hijo beba la suficiente agua podemos ayudarte con nuestro servicio de agua para hogar Easy Water  con el que podrás disponer de botellas pequeñas de agua a domicilio Easy pocket, para que las puedas llevar al parque o colocarlas en su mochila para que tu hijo se mantenga hidratado.

Para más información pincha aquí