Actualmente, el consumo de agua mineral se ha visto incrementado, y concretamente España es el sexto país del mundo que más agua mineral consume, aunque durante la crisis económica este consumo se vio reducido.

Sabemos que beber agua del grifo no es del todo saludable, sobretodo dependiendo de la zona donde nos encontramos ya que no es lo mismo consumir agua del grifo en Madrid que en Valencia, debido a que hay ciertos compuestos que varían como la cal.

Una de las principales razones, por las que no debes beber agua del grifo es porque no se renuevan las canalizaciones de la red española de abastecimiento de agua potable, desde los años ochenta del siglo pasado, lo que aumenta el riesgo de fugas y contaminaciones del agua. Por ejemplo en Suiza hay menos del 5% de fugas en la red y sin embargo, en España en las principales ciudades, rondan el 10% de fugas, pero lo que es más alarmante es que existen zonas en España que tienen un 40% de fugas. Esta es una razón por la que también los españoles pagamos un precio tan bajo por consumir agua del grifo en comparación con otros países europeos.

A diferencia del agua mineral que se desinfecta a través de filtrado, el agua del grifo se desinfecta con cloro y esto puede producir una serie de consecuencias perjudiciales para nuestro cuerpo, ya que hay ciertas sustancias y microorganismos que el cloro no puede eliminar del todo y corremos el peligro de contaminarnos por restos animales o por químicos utilizados en la agricultura. Además el agua del grifo puede provocar serios problemas digestivos como;  acidez de estomago o cálculos renales.

Para que puedas disfrutar de un agua mineral de primera calidad te ofrecemos nuestro servicio de agua a domicilio Easy Water con el que no tendrás que moverte de casa para disfrutar de agua en todo momento.

Para más información pincha aquí.

Fuente: eldiario.es