Los niños no necesitan incluir jugos, refrescos, bebidas deportivas para tener una dieta saludable.

En muchos países se presenta la obesidad infantil. La principal causa: malos hábitos alimenticios. Para acabar con la tendencia, especialistas recomiendan habituarlos a alimentos y bebidas que los nutran y mantengan en su peso ideal.

De acuerdo con las Guías Alimentarias de Australia, los niños no necesitan incluir jugos, refrescos, aguas vitaminadas, bebidas deportivas u otros líquidos azucarados para tener una dieta saludable. Estos se asocian con aumento de peso, diabetes y mala salud bucal.

Bebidas que nutren a los niños

Dado que la recomendación es limitar los refrescos y bebidas endulzadas artificialmente en la dieta de los niños, te presentamos una lista de aquellas que favorecen su sano crecimiento y nutrición.

  1. Agua natural

La primera opción debe ser el agua natural. Este cumple funciones vitales: hidratación, transporta los nutrientes a los órganos del cuerpo; regula la temperatura corporal, lubrica las articulaciones y elimina toxinas, explica Angelita Marín, miembro del Colegio Mexicano de Nutriólogos.

  1. Leche

Después de los dos años de edad, la leche baja en grasa es una de las mejores bebidas, ya que contribuye a la formación de huesos sanos, además previene enfermedades.

La recomendación de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos es no abusar de la bebida. Para niños de 2 a 8 años de edad se sugieren 2 tazas de 250 ml al día; los mayores de 8 años unas 3 tazas por día. Evita las saborizadas porque contienen demasiada azúcar.

Si son alérgicos a los lácteos o no gustan de la leche, hay opciones saludables como la de soya, almendras o arroz que están fortificadas con calcio.

  1. Agua de chía

Esta semilla aporta ácidos grasos poliinsaturados, proteína, fibra y vitaminas del grupo B, por lo cual son consideradas como uno de los alimentos funcionales más completos que ayudan a nutrir a los pequeños. Una buena opción agregarla al agua de limón.

  1. Agua con clorofila

El agua con clorofila es benéfica para tus hijos mayores de 10 años. Su contenido de hierro les aporta energía y protege de la anemia. También les ayuda a tener músculos fuertes por el magnesio, calcio y vitamina D destaca el North Carolina Department of Agriculture and Consumer Services de Estados Unidos.

  1. Agua de coco

Es una excelente fuente de hidratación para los niños que son muy activos. Les ayuda a reponer sales, minerales y el líquido perdido gracias a su contenido de fósforo, potasio, sodio, magnesio, hidratos de carbono, calcio y hierro. El agua de coco es baja en azúcar y rica en electrolitos.

También es importante limitarles los refrescos y otras bebidas azucaradas. Si por alguna razón se los vas a ofrecer a tus hijos es importante que los diluyas con agua y sírvelos en vasos pequeños.

Si van a salir, lleva una botella de agua para que se la puedas ofrecer cuando los niños tengan sed.