La hidratación es fundamental para que se desarrollen correctamente muchos procesos que tienen que ver con la salud. Estos son los beneficios del agua si consumes entre un litro y medio y dos litros al día:

 

  1. Alivia la fatiga

El agua es utilizada por el cuerpo para eliminar toxinas. Cuando hay menos agua en el cuerpo, el corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre oxigenada a todos los órganos y eso puede causar fatiga.

 

  1. Evita el dolor de cabeza y las migrañas

En la mayoría de los casos, la razón principal de los dolores de cabeza y migrañas es la deshidratación.

 

  1. Ayuda en la digestión

Los alimentos que consumimos se descomponen apropiadamente. Esto ayuda a que el sistema digestivo funcione correctamente previniendo el estreñimiento.

 

  1. Ayuda a mantener la piel

El agua ayuda a reponer los tejidos de la piel, así como a hidratarla y aumentar su elasticidad. También ayuda a la piel con las cicatrices, acné, arrugas y otros síntomas de envejecimiento.

 

  1. Regula la temperatura del cuerpo

Una temperatura corporal bien regulada nos hará sentir con más energía y a mantener los músculos y articulaciones lubricados evitando que tengamos calambres y esguinces.

 

  1. Mejora el sistema inmunológico

Cuando el cuerpo recibe la cantidad adecuada de agua, mejora el sistema inmunológico. Así, puede luchar contra enfermedades como la gripe y cálculos renales.

 

  1. Resuelve el mal aliento

El mal aliento es una clara señal de que el cuerpo necesita más agua. La saliva ayuda a tu boca a liberarse de bacterias y mantener la lengua hidratada. Por esto, cada vez que tengamos mal aliento, lo primero que debemos hacer es beber mucha agua.